Cómo entrenar tu dragón, de Dean DeBlois y Chris Sanders

No era una película que esperase con ninguna gana. Por lo general, las películas de Dreamworks (Monstruos contra alienígenas, Kung Fu Panda, la saga Shreck y otras tantas) no suelen gustarme demasiado. Sin embargo, Cómo entrenar tu dragón consiguió encandilarme desde el primer minuto de la película. Aunque nos encontramos con una buena dosis de clichés en la relación del protagonista, Hiccup, con su padre, con la chica que le gusta y con el resto del pueblo, la película como tal, en mi opinión, es una verdadera maravilla.

La dirección de la pareja DeBlois- Sanders, que ya trabajaron juntos en diferentes trabajos como Lilo & Stich de Disney, es estupenda. La película no decae en ningún momento y las escenas de acción, que son muchas y complicadas, están tratadas a la perfección, no resultan superfluas y tampoco marean. Aspecto éste bastante importante porque ésta es una película que es absolutamene recomendable ver 3D. En plena era de la imagen estereoscópica son cada vez más las películas que ofrecen la posibilidad de verse en este formato, pero pocas son las que aprovechan y saben explotar esta nueva forma de expresión cinematográfica. El hecho de que nos encontremos a caballo entre las dos y las tres dimensiones hace que las pelíuclas tengan que buscar un punto medio que funcione en los dos formatos. Y esto no siempre es fácil.
El arte de Cómo entrenar tu dragón es también muy notable. Si bien la pareja protagonista no es especialmente interesante, ni desde el punto de vista creativo ni como personaje, sí que el resto de los vikingos son buenísimos. A nivel visual, la película también es impresionante, tanto a nivel de fondos como en la fotografía.

Otro de los aspectos que más me gustaron de la película es el gran trabajo de desarrollo de personajes de los dragones. El appeal, término muy utilizado en animación y que hace referencia a la capacidad de un personaje de conectar con el público, que tienen los diferentes dragones es enorme, especialmente la del dragón protagonista, el Furía Nocturna. A continuación podéis ver unas muestras del estudio de cada dragón que hizo el equipo de la película.

Lección 1: Deadly Nadder


Lección 2: Gronckle


Lección 3: Monsturous Nightmare


Lección 4: Hideous Zippleback

Lección 5: Night Fury


Lección 6: Terrible Terror


En definitiva, una gran película que hay que ver sin duda en pantalla grande.

3 comentarios:

  1. Esta la tengo pendiente todavía.

    Por cierto, ¿cuál era la otra peli de animación que te gustó mucho y que me tenías que recomendar?

    ResponderEliminar
  2. Está genial. Me lo pasé como enano en el cine.

    La que te dije la otra vez creo que era Mary and Max.

    ResponderEliminar
  3. Échale un vistazo a este articulillo del SUR, hablan de una empresa de diseño gráfico o así que a lo mejor te podía resultar interesante.

    http://www.diariosur.es/v/20100411/cultura/comic-pinta-bien-desde-20100411.html

    ResponderEliminar