Rascando en Planet 51

Navegando por internet me topé con este vídeo que ha colgado Carolina Jiménez, una ex compañera de trabajo en Ilion cuando estuve trabajando en la película Planet 51. Además, casualidades de la vida, la primera parte del vídeo coincide con una de las secuencias en las que estuve trabajando, por lo que os podré comentar cómo fue el trabajo con mayor precisión.




En cualquier caso, empiezo por explicaros las cuatro diferentes fases del trabajo que aquí se nos muestra.

Step 1: Storyboard. Siendo precisos, deberíamos aclarar que este vídeo más el que storyboard, sería la animática 2D. El storyboard son los dibujos estáticos sobre papel, como si de un cómic se tratase. Es una herramienta fundamental en las producciones de animación y que también se utiliza en las películas de acción real en secuencias complicadas, como pueden ser las persecuciones.
La animática 2D sería el montaje de los distintos dibujos del storyboard, tal y como se muestra en el vídeo. Es muy útil como primer paso en el proceso de montaje.

Step2: Animática 3D
. Es una herramienta que, pese a no lucir demasiado, es tremendamente importante, ya que marcará el resto del proceso de forma decisiva. Colocaremos por primera vez las cámaras en la escena 3D y hacemos una animación muy básica de los personajes para hacernos una idea aproximada de los tiempos de animación.

Step 3: Animación. Los animadores han animado el plano, por lo que hay una gran parte del trabajo hecho. Sin embargo, el plano todavía se encuentra a media cocción. Aún falta mucho por hacer. La iluminación, los efectos y la postproducción será fundamentales para que la película resulte cálida y atractiva para el espectador. Por tanto, aunque nos encontremos ante películas de animación, ésta sólo es un pequeña parte de enorme trabajo artístico y visual que requiere una película animada de calidad.

Step 4: Iluminación, efectos especiales y postproducción. Aquí es donde entro yo en acción, ya que trabajé elaborando efectos en esta película. Los treinta primeros segundos del vídeo fueron en los yo intervine elaborando el efecto de polvo. En estos seis o siete planos invertí aproximadamente un par de semanas de trabajo, en los que tuve que hacer fundamentalmente el polvo que levanta el coche, el robot y el del propio desierto.
Aunque no trabajé en los planos posteriores, creo que es interesante que os los comente porque son los más interesantes y exigentes, desde el punto de vista de los efectos. Me parecen especialmente buenos el plano en el que se levanta la antena de la base, de la que cae una arena que Augusto Lombardi trabajó de forma espectacular, y los planos generales por la grandísima cantidad de polvo que exigían y con las dificultades técnicas que ello conlleva. De este trabajo se encargo Sandro Di Segni.
Si miramos el vídeo, es muy interesante fijarse en la parte sólo de animación para que se observe la diferencia entre la película sin efectos e iluminación y en la película con éstos ya aplicados. Todas las fases del proceso son fundamentales, ya que es el conjunto lo que le da valor a la película.
También creo que se debe valorar el enorme trabajo de iluminación que tiene Planet 51, ya que personalmente, creo que es el punto más fuerte del proyecto. Cada escenario, cada objeto y cada personaje fueron iluminados con un detalle realmente exquisito.
Espero que os haya resultado interesante escudriñar un poco el proceso de la producción de un largometraje de animación. Sin embargo, los procesos que he comentado no creo que represente ni la mitad del trabajo total de un proyecto de esta magnitud. Habrá otras ocasiones de profundizar sobre el proceso de modelado, texturizado, rigging o creación de las articulaciones de los personajes, etc, etc, etc, y así lo haremos. Hasta entonces un fuerte abrazo y mi más sincera enhorabuena a todos los integrantes del equipo que hizo posible esta película, porque cuando uno se pone a analizar con detalle los diferentes aspectos de la película, sólo se encuentra trabajo, cariño y talento.

0 comentarios:

Publicar un comentario