Tras el rastro del apostol

Festival de cine de Málaga. Imagen propiedad de Europa Press
Ayer se proyectó en el Festival de Sitges la película O´Apostolo, de Fernando Cortizo. Tras dos años inmersa en el oscuro pozo sin salida en que parece caer gran parte de la producción cinematográfica de nuestro país, O´apostolo parece que empieza a remontar con su paso por el Festival de cine de Málaga, primero, y Sitges después. 
 
Llevo más de dos años siguiendo la pista a esta producción y he colgado varios post sobre la película y su director, Fernando Cortizo. De hecho, tuve la oportunidad de hacerle una entrevista que podéis leer pinchando aquí. O´Apostolo se debería haber estrenado el 25 de julio de 2010, pero por razones absolutamente desconocidas para mí, no volví a tener noticias de  este proyecto hasta el pasado Festival de cine de Málaga, donde finalmente la película vio la luz. Ahora se ha proyectado en el Festival de cine fantástico y de terror de Sitges y parece ser que a finales de este mes se estrenará en las salas comerciales.


O´Apostolo me parece una película especial por varios motivos. Está realizada en stop-motion, con la dificultad que eso conlleva en España, donde hay escasa tradición en esta técnica; es una película de terror, con lo que implica también; contó con las voces de actores de primera línea como Luis Tosar, Geraldine Chaplin, el fallecido Paul Naschy o Jorge Sanz; banda sonora del genial Phillip Glass; fue el primer largometraje  español en recurrir al crowdfunding como medio de financiación; y también fueron los primeros en rodar la película en formato estereoscópico.

Debido al retraso en el estreno, todo el impulso que podía haber adquirido en forma de taquilla por todos estos aspectos, se habrá diluido irremediablemente. No puedes vender O´Apostolo como la primera película en usar estereoscopía cuando se estrenó Tadeo Jones en este formato el mes pasado. Todo lo novedoso que podía suponer el crowdfunding, pues ya no lo es tanto. Por no hablar de toda la campaña publicitaria en medios que hubo en su día y que evidentemente ha caído en el olvido. Por supuesto que los creadores y productores son los primeros interesados en estrenar la película, que para eso son los que se han dejado el pellejo y el dinero en esto. De eso no hay duda. Por otro lado, es perfectametne comprensible que una producción tan pequeña pueda tener problemas de distribución o de presencia en las salas comerciales. Es comprensible, estamos hablando de un presupuesto modestísimo de dos millones de euros, frente a los, por ejemplo, 164 millones que costó la película británica de animación Piratas , y que se estrenó recientemente en España. Nadie pone en duda el esfuerzo titánico que supone sacar en este país una producción de este tipo, así que lo primero de todo, chapeau a Artefacto y a todo el equipo de O´apostolo por sacarla adelante. 

Sin embargo, lo que no es en absoluto comprensible vacío de información que durante todo este tiempo ha habido en torno a la película. Incluso yo, que seguía a conciencia el proyecto y que buscaba información al respecto cada dos por tres, no tenía ni pajotera idea de qué había pasado con la película. En la página web oficial no había absolutamente ninguna información. En la de la productora, Artefacto, menos aún. Por un asunto de curiosidad espartana escribí a la productora para interesarme por el estado de la película, pero nunca recibí respuesta. Así que el tiempo pasó y cuando ya no tenía este proyecto ni en la cabeza, una buena mañana, año y pico después, me levanto y leo que O´apostolo está seleccionada en el Festival de cine de Málaga. Mis neuronas se despertaron entonces y me volví a interesar por el proyecto. Miré la página oficial de la película y la web de Artefacto Producciones y ná de ná, ni rastro de un hipotético estreno. Nuevamente, poco menos que haciendo un trabajo de investigación de tesis doctoral, descubro a través de el periódico La Opinión de la Coruña, que el largometraje tiene fecha de estreno en España y que será el 31 de octubre. Así que con este panorama se estrenará O´Apostolo en las salas de cine, y no hay que ser ningún adivino, para saber con qué resultados en la taquilla.  Y no porque el público español sea estúpido ni esté alienado por el invasor americano. Simple y llanamente porque nadie se ha preocupado en que la gente de entere de este proyecto.

Imagen de la película O´Apostolo. Propiedad de Artefacto Producciones

Francamente, hoy en día, no sé que esfuerzo puede suponer tener un blog del proyecto en el que ir informando a tus fans de cómo va la cosa, qué problemas te estás encontrando, ofrecer nuevo material al púbico y, en definitiva, impedir que la película se olvide. Especialmente si se está usando sistemas de financiación colectiva (crowdfunding), donde la transparencia debe prevalecer por encima de cualquier cosa. Toda esa gente que ha colaborado poniendo dinero en el proyecto se merece saber en qué se está usando su dinero o si la película se va a estrenar o no. Espero que por medios internos, se haya tenido más consideración con ellos de la que se ha tenido con el público llano, porque si no, apaga y vámonos. En definitiva, esta producción es todo un ejemplo de qué no hacer si quieres que tu película se vea.

En cualquier caso, creo que el 31 de este mes se estrenará en los cines y animo a todo aquel que quiera ver un proyecto diferente que se deje caer por los cines. Hay mucho trabajo ahí detrás y seguro que merece la pena ser visto.

0 comentarios:

Publicar un comentario