ABE, de Rob McLellan

Como se suele decir...eramos pocos y parió la abuela. Los solteros del mundo a partir de ahora también tendremos que lidiar con los robots, que se han convertido en todo unos románticos. Al menos así lo ve Rob McLellan en su cortometraje ABE, una historia futurista al más puro estilo Dexter Morgan.



Visto de Jesús Gómez

0 comentarios:

Publicar un comentario