Cómo dirigir la mirada. El contrastre, mi favorita

Hace un par de semanas estuve en el Visa pour l´Image, una exposición de fotografía que cada año se celebra en Perpignan durante el mes de septiembre. Muchas temáticas y fotografías interesantes, pero hubo una imagen que me encantó y que me inspiró a escribir este post. Es una fotografía en la que aparece Nelson Mandela, con su típico gesto triunfal, rodeado de una multitud.


¿Cuánta gente hay en esa foto? No lo sé, pero mucha. Y lo impresionante es que el ojo no tarda en identificar a Mandela ni una décima de segundo. Todo el resto de la masa pasa a un segundo plano muy discreto, como si de un fuera de foco se tratase para crear una conexión directa entre el protagonista de la foto y el espectador. El efecto es maravilloso, casi mágico. Y lo que lo hace posible, el contraste. Lo que diferencia a Mandela de todos los demás es que está mirando a cámara, y eso lo convierte en un auténtico imán para nuestra mirada.

El ojo humano tiende a detenerse en lo diferente. Si hay un elemento dentro del conjunto que contraste con el resto, la mirada se clavará en ese punto sin piedad.





Si podemos conseguir ya en fotografías efectos tan potentes, en el cine contamos, además, con el valor añadido del movimiento, que como veremos nos dará una ventaja con respecto a la imagen fija y nos permitirá generar efectos interesantes en lo que respecta a captar la la mirada del espectador.

Resulta muy interesante esta escena de Hotel Transylvania, especialmente el momento en que Johny mira al Conde Drácula. Pasamos de un Primer Plano de Johny a un Plango General del Conde que está completamente quieto, mientras todos los personajes a su alrededor corren en todas las direcciones. El efecto es claro, nuestra mirada se queda clavada en el elemento diferenciador: el Conde Drácula completamente inmóvil dentro de la masa alborotada que corre en todas las direcciones. Una forma de fijar la mirada por contraste de movimiento.

- Atención spoiler -




En el corto Umbrella sin embargo, el contraste viene a través del color. Los protagonistas de la historia, el paraguas azul y rojo destacan de la masa de paraguas negros de una forma tan visual como bonita e interesante. Un simple cambio de color puede distinguirte del resto del mundo.


Fotograma del cortometraje Umbrella - Disney Pixar


Fotograma del cortometraje Umbrella - Disney Pixar

Fotograma del cortometraje Umbrella - Disney Pixar


En Sin City, tanto en el cómic como en la peli, el contraste del color con el blanco y negro también es un buen ejemplo de esto.






Un maestro en esto de dirigir la mirada por contraste es Htichcock. Es un efecto muy recurrente dentro de su filmografía y realmente lo ejecuta de forma maravillosa. Yo voy a poner dos ejemplos que me encantaron cuando los vi y que nunca salen de mi cabeza.

El primero es de la película Extraños en el tren. Guy Haines, un famoso tenista, es chantajeado por, Bruno Antony, un extraño individuo que conoce en un tren. En esta escena, mientras Guy juega un partido de tenis, Bruno lo observa desde la grada. ¿Cómo destacar el personaje en particular dentro de una grada repleta de personas? Hitchcock lo hace así de bonito.



Hitchcock aprovecha la dinámica del juego del tenis para poner a todos los espectadores de la grada mirando a izquierda y derecha de plano siguiendo el movimiento de la pelota. Entre todas esas cabezas que giran de un lado a otro, nos encontramos la de Bruno, que mira fijamente a cámara. Cuando ves la película, sobrecoge por lo tenso de la escena.

El otro ejemplo que os quería poner es el de Vértigo, una de mis películas favoritas de Hitchcock. Es la escena de presentación de la protagonista de la peli, Madeleine, interpretado por Kim Novak. A diferencia de la escena de Extraños en un tren, ésta resulta mucho más sutil.



La cámara hace un paneo de derecha a izquierda por el restaurante, y finalmente se detiene en un punto a partir del cual hace un pequeño travelling hacia delante. Muy suave, y sin variar en exceso la composición inicial. El encuadre final es el siguiente.


El plano resulta bastante amplio y con muchos posibles elementos de distracción. Un par de mesas en primer término, el acompañante de Kim Novak en la escena, etc. Sin embargo, como espectadores no tenemos ninguna duda de cuál es el punto de interés en el plano, ese impresionante pelo rubio que contrasta con todo lo demás. Aquí el contraste no viene por el movimiento, como en el ejemplo anterior, sino por el color. Hitchcock se cuidó muy mucho de que ningun elemento ni personaje alrededor de la protagonista compitiera con ella. Todos son morenos y discretos. Y el fondo del restaurante resalta el dorado del pelo de Madeleine. A diferencia del ejemplo de Extraños en un tren, aquí el efecto del contraste es mucho más sutil, pero si veis nuevamente la escena, veréis que desde que aparece el personaje en plano, el ojo se queda con él. Es un efecto casi mágico. Tan efectivo como imperceptible.

En este post nos hemos centrado sobre todo en cómo dirigir la mirada por contraste, pero hay muchas otras formas de focalizar la mirada del espectador en el punto de la pantalla que deseemos: por el tamaño de los elementos, la profundidad de campo, la cercanía a la cámara, etc.

Os pongo algunos ejemplos.

- Regla de los tercios: es una técnica de composición que divide la imagen en nueve partes iguales, de forma que las zonas en las que las líneas se cruzan son las que mayor impacto visual.


Fotograma de la película El Gigante de hierro - Warner Bross

Fotograma de la película Wall.e - Disney Pixar


- Fuera de campo: es una muy buena solución para separar diferentes elementos dentro del encuadre. Por ejemplo, los personajes con respecto al fondo.

Fotograma de la película Mary & Max

O un personaje de otro. Tendemos a dirigir la mirada a aquello que es más sencillo de ver, por lo que un personaje en foco tendrá más peso en la composición que otro que esté desenfocado.

Fotograma de la película Indiana Jones, En busca del arca perdida - Paramount Pictures


- Tamaño: un gran maestro de esto fue Orson Welles, que se caracterizó por sus planos profundos y con mucha profundidad de campo. El tamaño de los elementos en este tipo de encuadres resulta muy importante dentro de la composición de la imagen.

Fotograma de la película Dementia


Fotograma de la película Cómo entrenar a tu dragón 2 - Dreamworks Animation


- Líneas de fuga: es muy interesante, especialmente para escenas profundas, el uso de las líneas que marcan el punto de fuga como guía para dirigir la mirada del espectador.

Fotograma de la película Toy Story - Disney- Pixar

Fotograma de la película Bienvenidos a Belleville- Les Amateurs, Production Champion


Fotograma de la película Los Tenembaums- Touchstone Pictures

Es muy interesante este recopilatorio que Kogonada ha realizado de multitud de ejemplos de películas en las que Stanley Kubrick marca el punto de fuga justo en el centro de la pantalla, como rasgo distintivo de su estilo de composición. Cada uno se obsesiona con lo que quiere :)




- Puesta en escena: la forma en la que disponemos los elementos o los personajes en un plano puede hacer que dirijamos nuestra mirada a un punto u otro. En las imágenes de abajo vemos una disposición triangular con Mr. Increible (imagen de arriba) y Sully (imagen de bajo) en la cúspide del triángulo.

Fotogama de la película Los Increíbles - Disney Pixar

Fotograma de la película Monster University - Disney Pixar

La simetría normalmente se asocia con imágenes aburridas y poco dinámicas. Sin embargo, también pueden reforzar efectos dramáticos de una forma maravillosa.

Fotograma de la película Ratatoille - Disney Pixar

O potenciar situaciones cómicas...

Fotograma de la película Bienvenidos a Belleville- Les Amateurs, Production Champion


- Iluminación: la iluminación de nuestro plano nos puede resultar muy útil a la hora de resaltar unos elementos sobre otros.

Fotogama de la película Brave - Disney Pixar

Fotograma de la película Ratatoille - Disney Pixar

Esta parte de la narrativa me parece tan interesante y creativa, como compleja. Hay una infinidad de formas de tratar de captar la atención del espectador para que mire la zona de la pantalla que en cada momento narra lo importante de la acción, y no se distraiga con elementos superfluos que le pueda llevar a perderse detalles importantes de la historia.

1 comentario: