Para terminar el año os dejo aquí esta maravilla realizada por Carlo Vogele como trabajo de graduación para la escuela francesa Gobelins. El angelito ya está trabajando en Pixar, y con trabajos como este, no me extraña en absoluto.



¡El último post de año es Wurst!


Visto en Animation Nation

Cuando uno se encuentra con un trabajo tan distinto como este, tanto en lo conceptual, como en la técnica empleada, se vuelve consciente de las infinitas posibilidades de la animación. Y la verdad es que mola mucho cuando hay gente que se atreve con cosas como esta. Wurst es grotesco por momentos, pero sobre todo es un trabajo extremadamente creativo.

Os comparto un making of del proyecto. La verdad es que no tiene ningún desperdicio por lo curioso de las técnicas empleadas en el corto. Un buen derroche de imaginación hay aquí dentro, sí señor.







La semana pasada tuve la oportunidad de ver en el cine la peli Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, y la verdad es que la sensación con la que salí del cine fue bastante buena. Excepto un bajoncillo de ritmo que sentí por la mitad de la peli, el resto de la película me tuvo enganchadito y divertido.



Mortadelo y Filemón me parece un proyecto sinceramente complicado. De los que tienen muy poco que ganar, y mucho que perder. El tipo de humor y de historias están muy delimitadas por el propio estilo de Ibáñez, lo que supone un tope creativo en algunos aspectos. Todo el mundo conoce a Mortadelo y Filemón y todo el mundo espera una determinada historia. Todo lo que sea salirse de ahí son palos que te van a caer. Los personajes los conocemos casi como si los hubiésemos parido, lo que no deja lugar a que los personajes puedan tener ningún tipo de fisura. Todo el mundo sabe cómo se comporta Mortadelo y Filemón, ¡así que no la cagues Fesser!  En ese sentido la verdad es que la película me parece que lo clava. La película podrá gustar más o menos, pero la verdad es que me parece que es bastante honesta con la esencia del Mortadelo y Filemón de Ibáñez. Los aires de grandeza de unos agentes de un servicio secreto que es un querer y no poder en un país donde no pueden existir los héroes, porque eso es cosa de americanos y solo hay lugar para la cutrez más absoluta (en el mejor sentido de la palabra :)



Seguramente lo que me pareció más flojo de todo fue el personaje de Rompetechos, que aunque visualmente me ha parecido muy bien conseguido, la verdad es que me aburrió bastante. 



En lo que respecta a la realización, me gustaría poder hacer un segundo visionado para poder analizar la película con un poco más de calma, pero en general me pareció potente. Me puedo imaginar el cambio que para Javier Fesser ha tenido que suponer el paso del Mortadelo de acción real, con las limitaciones que la realidad conlleva, al campo de la animación, donde a nivel de realización las posibilidades son básicamente infinitas. Y en el universo de Mortadelo y Filemón este aspecto resulta decisivo. Precisamente por lo que comentaba más arriba, porque todos sabemos cómo funciona este universo, y cómo por ejemplo se demolería un edificio en Mortadelo y Filemón. Y es en este sentido donde yo sentía que las películas de acción real se encontraban a medio camino, y donde siento que ahora sí que ha llegado. 



El imaginario de Fesser mantiene cierto parecido con el de Mortadelo y Filemón, tanto desde un punto de vista narrativo como estético. Y en este sentido me parece que se ha juntado el hambre con las ganas de comer. Cuando ves El milagro de P.Tinto, Aquel ritmillo o El sedcleto de Tlompleta es imposible no ver algo de Mortadelo y Filemón




Sobre todo me ha gustado mucho de Mortadelo y Filemón ver una película con identidad cultural. Un aspecto tan denostado por la industria cultural absolutamente globalizada (americanizada mejor dicho) que tenemos. No voy a ser yo quien critique el cine americano, porque seguramente de mis 100 películas favoritas como mínimo la mitad son americanas. Sin embargo, me encanta cuando veo cine de otros sitios y reconozco su identidad. Es lo que me pasa por ejemplo con Wallace and Gromit al que dediqué un extenso post hace tiempo. Lo que más me gusta de estas historias es que son puñeteramente británicas, y eso las hace encantadoras. Pues con Mortadelo y Filemón me ocurre algo parecido, he encontrado sentido de identidad y eso me gusta. El aquello, los botijos, los motocarros, la cutrez... todo tiene ese regusto de cultura española que tan bien han reflejado directores como José Luis Cuerda o Berlanga. 


En conclusión, a pesar de las expectativas altas que tenía, la película no me ha defraudado en absoluto. Si bien es verdad, que tampoco me ha robado el corazón :) Lo que esperaba ver, lo he visto, y eso ya es mucho. Como dije al principio, me parece un proyecto con mucho más que perder que de ganar. Un buen trabajo en todos los sentidos con un presupuesto muy ajustado, alrededor de 10 millones de euros. Sobre todo comparándolo con el de la anterior producción de Ilion, Planet 51, que rondaba los 90 millones. 


Hay veces que la sencillez absoluta consigue mayor calidez que millonarias producciones. Este es el caso Hombre_McSteez, creado por Marty Cooper. A lo largo de todos estos años que llevo viendo animación y recopilando todo tipo de cosas en este blog, ha habido cortos, películas e historias que me han llegado mucho, como por ejemplo las piezas de BirdBox, el diseño de Headless o la plasticidad de la animación de Meinbender. Pero el trabajo de Marty Cooper realmente creo que es de las cosas más bonitas que he visto nunca en animación.


Que lo disfrutéis tanto como yo... :)






 
Compartido por Carlos Gollán


Para acabar os comparto un taller que Marty Cooper hace en el Adam Savage,s Workshop en el que podemos ver su dinámica de trabajo.

Os comparto otra genialidad de Adam Pasapane, más conocido como PES. Qué caña...





También os comparto su canal de youtube por si a alguien le interesa ver más cositas de él. Picha aquí.
Aquí va el segundo teaser de Inside Out, la nueva peli de Pixar.


Visto en Cartoon Brew

La peli la dirige Pete Docter (Monsters S.A y Up entre otras), lo cual no deja de ser una garantía, pero la verdad es que es una historia que me tiene un tanto desconcertado. Estoy deseando verla por ver qué me encuentro porque soy incapaz de predecir si me va a gustar o no. Pero bueno, ¡bienvenido sea el riesgo!

Descomunal el trabajo de iluminación de este corto realizado por los estudiantes de Supinfocon, Alejandro Díaz, Pierre Clenet, Romain Mazevet y Stéphane Paccolat.




Hay bastantes cosas interesantes en este trabajo, pero la cantidad de espacios y atmósferas distintas que hay en el corto hace que sea difícil fijarse en algo más.



























Aquí tenéis un primer trailer de la adaptación al cine de animación del clásico francés El Principito. La adaptación del guión ha sido realiada por Irena Brignull (coguionista en The Boxtrolls) y la película será dirigida por Mark Osborne (co-director de Kung Fu Panda).



Visto en Cartoon Brew


La película cuenta con un presupuesto más que interesante, 80 millones de euros, y se estrenará el 7 de octubre de 2015.
Últimamente he visionado bastantes videoclips de banda Gorillaz como referencia de animación en la búsqueda del estilo final que queremos para la serie Flying Squirrels, actualmente en preproducción. Me gusta la música de este grupo (mientras escribo he escrito este post he disfrutado de casi toda la discografía :), pero sobre todo me gusta Gorillaz por el genial universo que hay a su alrededor. Es es mucho más que un grupo de música, es toda una ficción creada por Jamie Hewlett (co-creador del cómic Tank Girl) y Damon Albarn (vocalista de Blur).



La historia cuenta que Murdoc asaltó la tienda de pianos donde trabajaba Stuart Port (más conocido como 2-D), lo que le hizo perder un ojo. Murdoc tuvo que hacerse cargo de Stuart hasta que en otra de sus idioteces, tuvieron un accidente con el coche haciéndole perder el otro ojo y bautizándose finalmente con el nombre de 2-D. Murdoc reconoce el talento maravilloso de 2-D para la música y decide fundar una banda junto con él, Russel a la batería y Noodle, la guitarrista que llega de Japón en un paquete de FedEx. Es así como nace el primer disco de Gorillaz en el año 2001 con un sonido ecléctico y novedoso.



Portada del primer disco de Gorillaz, titulado con el mismo nombre


La quinta canción del disco es Clint Eastwood, el debút de 2-D (Damon Albarn) como vocalista del grupo suena (y se ve) tal que así.



Esta mezcla de personajes planos con fondos volumétricos es algo que me cautivó en cuanto vi este videoclip, y sin duda ha sido una de las señas de identidad del estilo visual de Gorillaz. Hoy en día tenemos la serie El asombroso mundo de Gumball y tantos otros ejemplos, que juega con este contraste; pero para mí en aquel momento esto fue la bomba.

Después de un parón tras el éxito de su primer disco, la banda vuelve a reunirse en los estudios Kong para crear el Damon Days, su segundo disco. Y vaya disco.



En la introducción se nos muestran una serie flashes que anticipan parte de lo que nos encontraremos: Noodle en una misteriosa isla volante con un molino, explosiones, actuaciones en directo y todo acompañado de un sonido bien enigmático. Realmente dan ganitas de verse los 53 minutitos que dura el disco. Sí, digo verse porque los discos de Gorillaz se visionan (además de escucharse). Las canciones están acompañadas de forma íntegra por distintos trabajos audiovisuales, la mayoría de animación pero también hay bastante videoarte; y que tienen una unidad y una función narrativa. Es viendo la imagen como uno entiende la historia de Gorillaz y puede sacarle todo el jugo a esta obra de arte. ¿Qué es esa isla voladora? ¿Qué hace Noodle en ella? ¿Por qué la atacan? Alguna respuesta a estas preguntas están en El Mañana.



A mí particularmente este trabajo me parece impresionante. Se mantiene ese look que mezcla el aspecto plano de los personajes con el volumen (incluso realismo) de los fondos, helicópteros, etc; así como ese estilo de animación tan estilizado y ligero en el que los personajes casi flotan. Sin embargo, la factura del vídeo está lejos del rollo underground del primer álbum. Esa historia de la isla voladora y ese acabado tan preciosista parece más una peli de Miyazaki que otra cosa. El tema del molino es una constante en el disco y también aparece en Feel Good, uno de los sencillos que aparecen en el Damon Days, y que es otra maravilla musical y visual.



Dirty Harry fue otra de las canciones más populares de este disco, y aquí Gorillaz integra la animación con imagen real. Esta gente no le teme a nada.



Tras la aventura en la misteriosa isla voladora, y sin saber qué es de Noodle  tras el ataque de los helicópteros enviados por el gobierno japonés para acabar con ella (tal y como se ve en el vídeo de El mañana), Gorillaz llegan en su nuevo álbum a la Plastic Beach. El disco fue lanzado en el año 2010.



En este disco encontramos la canción On melacholy Hill, que es para volverse loco. Un derroche de fantasía que cuenta la historia del ataque con un estilo visual que sigue evolucionando: la Cyborg Noodle es 3D, con lo que rompemos el estilo plano de los Gorillaz hacia un look más... ¿actual??





Y entonces llegamos a Stylo... un currazo de integración realmente genial.




Otro de los vídeos que dio mucho que hablar fue Do ya thing, estrenado en 2012 como una promoción que la banda hizo para la marca de zapatillas Converse. A partir del vídeo los foros se dispararon especulando acerca de sí Gorillaz había salido de la Plastic Beach para volver a Londres.



Hoy en día que se habla tanto de proyectos transmedia y multiplataforma, que parece que sin los cuales no hay vida... pues Gorillaz es un ejemplo de proyecto transmedia en estado puro. Una banda virtual que ofrece entrevistas, da conciertos, se separan por sus problemas personales y se vuelven a reunir para grabar nuevos discos. Hewlet y Albarn se han creado una vida paralela que tienen que alimentar a base de historias, juegos, animación, musica y, por supuesto, conciertos.


La banda virtual se las ha ingeniado de varias formas para aparecer en directo, ya sea a través de pantallas u hologramas y con los músicos reales tocando en un discreto segundo plano tras el escenario y cediendo todo el protagonismo, la emoción y la calidez del directo a una ficción, que ha sabido conectar con el público de una forma increíble. Es dificil de creer que los personajes de Gorillaz no sean reales.

 Aquí tenemos esta versión del Feel Good tocada en los Grammy´s 2006 en la que comparte escenario con Madonna.







Después de mucha especulación sobre si Gorillaz sacaría un nuevo disco, Damon Albarn despejó las dudas. ¡Lo habrá y será lanzado en 2016!
Resulta mágico que algo tan horrible como una guerra se pueda representar de forma tan bonita. Muy buena mano la de Pierre Ducos y Bertrand Bay para dirigir este estupendo corto cargado de mensaje y con una animación realmente buena.
 
 
 


Visto en Animation Nation