La canción del mar es la última película del director Tomm Moore y de la productora irlandesa Cartoon Saloon. La película es del año pasado pero es ahora cuando está empezando a asomar en los cines (al menos en los de Barcelona), así que me ha tocado esperar bastante para poder disfrutar de esta gran película. 



La canción del mar es una historia de madurez en todos los sentidos, tanto por la historia de la  película como la del propio Tomm Moore. Y es que si ya sorprendió con el El secreto de los Kells hace unos años, La canción del mar es sin duda un proyecto aún más redondo y maduro. Con esto no quiero decir que sea mejor película, porque la verdad es que me costaría bastante decidirme entre ambas, pero sí que parece haber conseguido una gran evolución del estilo narrativo que comenzó con El secreto de los Kells.  

Nuevamente Moore se apoya en la tradición irlandesa para contar una historia de aventuras y de crecimiento personal por parte del protagonista de la historia, Ben. En este sentido recuerda enormemente a peliculas del estudio Ghibli como Chihiro o Totoro. Se podrían hacer grandes paralelismos entre esta película y el trabajo de Miyazaki. Incluso el villano de esta historia, Macha, la reina de los buhos, es un personaje que tanto por su morfología como por el tipo de personaje complejo con motivaciones poderosas, podría encajar en bastantes películas del estudio japonés.  

 

Ahora que Ghibli se ha tomado un tiempo de reflexión, quizás tocará estar más pendiente de Cartoon Saloon para ver este tipo de películas.

Sin duda uno de los puntos fuertes de la película, junto con la narrativa, es el arte. Se podrían hacer infinidad de capturas de fotogramas de la peícula que podrías quedarte minutos contemplándolos. 






En esta última imagen se distingue además otro de los aspectos bonitos de la película, que son los paralelismos que Moore hace entre la historia mitológica de Macha y su hijo Mac Liar con la familia de Ben. A la derecha de plano se ve el faro donde viven y a la izquierda al gigante Mac Liar, una vez convertido en piedra.

Como también hizo en su primera película, El secreto de los Kells, en esta película se juega mucho a la mezcla entre un uso más o menos realista de la perspectiva en el que se intercalan situaciones de pérdida total de perspectiva.




Otra de las marcas de la casa son las formas en las que abunda el uso de la espiral y las líneas curvas.






En conclusión, que la película me ha gustado mucho y que ¡larga vida a Cartoon Saloon!

Qué pitantaza tiene Mutafukaz, la nueva peli del estudio japones 4ºC (Mind Game y Tekkon Kinkreet entre otras) junto con la compañía francesa de multimedia Ankama. No es para menos si tenemos en cuenta que el arte lo dirige Shinji Kimura (Steambody y Tekkon Kinkreet) y la animación Shoujiro Nijimi (Tekkon Kinkreet).


La peli está basado en el exitoso cómic frances homónimo de Guillaume Run Renard, que también dirigirá la película. Viendo el trailer, la verdad es que uno arde en ganas de ir al cine y gozar con  Mutafukaz.


Visto en Flooby Nooby
Durante el día de ayer corrió como la pólvora el teaser de la película Klaus, último proyecto de SPA y que se encuentra en fase de búsqueda de financiación . La verdad es que no es para menos porque el aspecto visual es precioso. Precioso y extraño al mismo tiempo.



No he podido evitar verlo varias veces, porque realmente la estética de primeras enamora. Lo primero que llama la atención sin duda es que bajo la aparente estética de animación tradicional, hay elementos que se sienten bastante volumétricos. Y eso la verdad es que llama mucho la atención. No es un corto como puede ser Meet Buck donde todo es volumétrico aunque con mucho trazo que le aporta ese aspecto tan plástico a ese estupendo corto.


En el caso de Klaus dentro de un mismo personaje, en algunos casos hay elementos que parece mucho más volumétricos que otros. En la imagen de abajo contrasta enormemente el volumen que tienen los ojos con respecto al resto de la imagen.



En otras situaciones te encuentras con fotogramas que parece animación tradicional pura y dura.



Y en otras todo tiene un aspecto mucho más volumétrico, dependiendo un poco de la situación de la luz y la sombra que ésta genera. La sombra genera un grano que la imagen no tiene cuando recibe mayor cantidad de luz, lo que le da al fotograma un aspecto completamente diferente.




Otro de los aspectos que llama la atención y pontencian ese look de animación tradicional es el toon tan currado que tiene este trabajo. No se usa en el contorno, donde el contraste de colores ya permite distinguir fácilmente la silueta; pero sí en los puntos donde la geometría intersecciona, que podría llegar a mezclarse el color y resultar más confuso. 

Actualización de última hora: ahora que sabemos que Klaus no es CGI, al menos no en el sentido tradicional del término, lo de la intersección de geometría, pues ya, como que no :)



El diseño del personaje me parece super bonito. Sobre todo me ha llamado la atención los elementos tan angulares que tiene, como por ejemplo codos, las puntas del pelo, la silueta de la gorra, la forma de la arrugas o esas hombreras que viste. Por no hablar de la forma triangular que el traje de cartero genera en el personaje. Una forma triangular que guía la mirada del espectador directamente hacia el rostro del personaje, que con esos ojos enormes y redondos tan expresivos y la nariz rechoncha, le dan al personaje esa personalidad bonachona y pánfila.




 


Es éste uno de esos personajes que trabajándolo de tres cuartos y perfil es donde se le saca todo su potencial y su personalidad; y las vistas completamente frontales se trabajan con una función más cómica.

 

La animación también contrasta bastante del inicio, donde el estilo es bastante pomposo con un estilo mucho más explosivo y dinámico en otras planos, y que a mí también me resulta más interesante. La enorme posiblidades expresivas del personaje favorecen la posibilidad de hacer una animación bastante exagerada y de alto contraste.

En definitiva, un trabajo que en aspectos técnicos es realmente estupendo, que parece tener algunas irregularidades fruto del trabajo de investigación, pero que nos hará estar más que pendientes de la evolución de este proyecto que pinta, como poco, muy pero que muy bonito. ¡Ojalá que la historia también sea estupenda!

Actualización de última hora: muy interesante leer la entrevista de Sergio Pablos en Cartoon Brew donde habla un poco acerca del proceso del teaser, ¡y aclara que no es CGI sino animación tradicional!