Symphony of Two Minds, de Valère Amirault

No es suficiente con una sóla vez. Este corto necesita verse por lo menos dos o tres veces para asimilar tanta locura, pero sin duda merece la pena. Symphony of two minds hace del popurrí que es el corto en sí mismo, desde lo narrativo hasta lo visual, su razón de ser y punto esencial de su trama. Mucho más fácil de ver que de explicar ;)



Compartido por Joaquín Alme

Echando un vistazo encontré un post bastante extenso de Cartoon Brew en el que se explican bastantes curiosidades sobre el proceso de trabajo del corto, intenciones del director, alguna escena eliminada, etc. Os dejo un enlace aquí por si queréis echarle un ojillo.

0 comentarios:

Publicar un comentario