El montaje en animación


En On Animation han compartido este interesante vídeo realizado por Andrew Saladino que explica  la diferencia entre el proceso de montaje en animación con respecto al rodaje tradicional.



Como bien se explica en el vídeo, en animación el proceso de montaje es radicalmente diferente al del cine de acción real, ya que la edición se realiza (o mejor dicho se comienza) de maneara previa a la producción, lo que presenta sus ventajas y sus desventajas. Es maravilloso poder sentir de forma anticipada el ritmo de lo que después será tu película. Pero no es sólo precioso, sino que también muy recomendable desde un punto de vista económico, ya que te puede ayudar a ahorrar mucho dinero en producir toda una película que después podría ser que no funcionase. El montaje en  animación es un proceso mucho más vivo que en el cine tradicional al ser parte fundamental durante el período de preproducción (storyboard, animática y layout) y no sólo en el proceso de edición final, como ha ocurrido tradicionalmente con el cine. Digo lo de tradicionalmente porque el cine de acción real está cambiando mucho en este sentido. Las previs (previsualizaciones), de las que hablé hace unos días, se han convertido en una herramienta cada vez más habitual en la industria, sobre todo motivado por la arrolladora irrupción de los efectos visuales.

Aquí os comparto una animática de una escena eliminada de Zootrópolis. Es sólo un ejemplo de los muchos que podéis encontrar en Youtube de escenas eliminadas de películas de animación. Material que en un principio estaba pensado incluirse dentro de la historia, pero que finalmente se decidió descartar y que nunca se llegó a producir en 3D. Ya podéis imaginar el ahorro que esto habrá suspuesto para la producción.



Sin embargo, no todo son ventajas. El hecho de que la edición final se encuentre completamente condicionada al trabajo en la preproducción hace que el editor en el montaje final tenga muy poco margen de maniobra, lo que en el caso de haber algún problema, tendrá muy difícil solución. En grandes producciones, como todas las que aparecen en el vídeo de Andrew Saladino, la preproducción está trabajada hasta el último detalle y cuando el proceso llega al montaje final todo ha sido tan vigilado y testeado durante todo el desarrollo de la película que los errores con suerte habrán sido reducidos al mínimo. Sin embargo, no todas las producciones cuentan con los 175 millones de dólares de In and Out o los 150 de Zootrópolis.  Hay centenares de series y películas de animación de bajo presupuesto  donde el proceso de trabajo  es el mismo, pero el resultado bien diferente.

Os comparto un fragmento de una animática con las que trabajamos en Mago en la segunda temporada de la serie Dr.W. Si la comparáis con la animática de Zootrópolis que veíamos arriba se puede ver qué diferente es trabajar con una y otra. En esta animática el nivel de descripción de las acciones es sensiblemente inferior, el movimientos de cámara a penas cuenta con in betweens y el foley (efectos de sonido) no está incluido, por lo que determinar el ritmo del montaje será mucho más complicado de primeras.



Y aquí el resultado final, que no salió tan mal después de todo ;)




Todos los que hemos formado parte de este proceso de edición y montaje en una serie de televisión nos hemos encontrado constantemente con problemas en el montaje final. Este plano me pide un segundito de silencio más para enfatizar el efecto dramático al final de la secuencia, y no lo tengo ni puedo conseguirlo ya. En este otro quiero cortar de aquí y de allá para dinamizar esta secuencia de acción porque así no hay quién se la trague... Y el pobre montador empieza entonces a sufrir sudores fríos porque los episodios de las series de televisión tienen un tiempo exacto que tienen que cumplir, ni un segundo más ni un segundo menos. Esto hace que no sólo sea difícil añadir tiempo, sino que también eliminarlo se convierte en una tarea bastante ardua, ya que el capítulo podría empezar a quedarse corto y tampoco hay ningún material extra que añadir a otras secuencias para compensar esto. Ante esta situación, montador y director se verán forzados a hacer todo tipo de tejemanejes para salvar la situación, pero que no dejan de ser parches que duelen en el alma. Parches que nos dejas de detectar cada vez que ves el episodio y que se podrían haber solucionado con un mejor trabajo de montaje desde la preproducción. A toro pasado es fácil decirlo.

Por mi experiencia hasta la fecha en series de televisión, todos los departamentos que afectan el proceso de edición (storyboard, animáticas, layout) son los que el trabajo ha resultado más caótico y  menos cuidado. Es muchísimo el trabajo que hacer en los diferentes departamentos y muchos las urgencias que atender, por lo que preocuparse por el montaje final parece no estar nunca en la agenda del día a día. Si es "final"para qué preocuparse ahora por eso ahora. Craso error. Un storyboard trabajado y donde las acciones aparecen bien descritas no sólo facilitará el trabajo del animador, que también, sino que hará más sencillo determinar un timing correcto de cada acción y marcar con mayor precisión el ritmo de la pieza: primero en la animática, después en el layout y por último en el montaje final. Sin embargo, es frecuente que el storyboard se use más como una planilla de producción en la aparecen los diferentes assets que intervienen en cada plano, que como una herramienta que requiere trabajarse con mimo y que determinará en buena medida la realización y el resultado final de la serie.

Storyboard de "Mi vecino Totoro" - Ghibli
Layout, otro de esos departamentos clave para trabajar el montaje, es otro de los más menospreciados dentro de la producción 3D. Hasta el punto de que a veces hay producciones en los que el departamento ni siquiera existe, o en caso de haberlo, se convierte más en una herramienta de producción y de agilización del trabajo del departamento de animación que en un departamento artístico (que lo es) y que supone un eslabón fundamental para la producción. Aunque sea un trabajo que no tiene aparentemente una salida visual en el resultado final de la película o serie, un buen trabajo de layout mejora la realización, el trabajo de animación y, sobre todo, permite seguir ajustando y trabajando el montaje. Un trabajo en la sombra que mejora el resultado del resto de departamentos.

El siguiente vídeo corresponde al layout de la misma escena de Zootropolis que vimos anteriormente en fase de animática. La animación lógicamente será muy burda, pero el timing de la secuencia se puede sentir a la perfección.



Este material ni siquiera ha llegado aún a los animadores, pero sin embargo la película está ahí. Te podrías tragar en layout la hora y media que dure y a buen seguro que podrías juzgar si te ha gustado o no, sin tan siquiera haber pasado aún por el departamento de animación. Ésa es la magia y la importancia de todos esos departamentos que, aunque no parezcan tener una repercusión directa en el resultado final, hacen que una película funcione.

Para acabar, os comparto un artículo de Brenda Chapman (directora de Brave y El príncipe de Egipto) en su blog donde también habla del montaje en animación. Pincha aquí.

2 comentarios:

  1. Qué buena entrada Alex, muchas gracias <3 Me sirvió para una exposición de "Montaje 2" en mi universidad.
    Me alegra encontrar tu página Web, me vas a tener por aquí más seguido.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra, pues me alegro muchísimo. Espero que la exposición te salier genial jaja Ya me la enseñaras!
      Muchísimas gracias y espero verte mucho por aquí :)

      Eliminar