(O O), de Seoro Oh

Qué gran trabajado este corto realizado por Seoro Oh. Un claro ejemplo de corto de idea (en contraposición al de historia), en el que la intención del autor va más encaminada a explorar una sensación y dejarse transportar por ella, en lugar de contar una historia como tal. El riesgo de este tipo de cortos es que, al no existir una narración tradicional en la que el protagonista mueve la historia, es fácil que se pierda un poco el ritmo. Y en este corto a mí me ha terminado pasando eso, y la parte intermedia se me ha llegado a hacer un poco repetitiva. 


Me ha parecido maravilloso el despliegue de metáforas visuales que ha usado para transmitir la sensación del resfriado. Algunas de ellas son maravillosas y ejemplifica maravillosamente lo que es el cine: convertir algo tan abstracto como las sensaciones y las emociones en algo claramente visible y palpable. Y eso, este corto lo consigue con creces. Sin duda, el punto más valioso de este gran trabajo.



0 comentarios:

Publicar un comentario